• Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

  • Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

  • Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

  • Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

  • Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

  • Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

  • Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

  • Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

  • Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

  • Australian Terrier

    - "Criadero Terrier´s Kennel"-

Aspecto General

Imprimir
PDF

Información básica

- Altura a la cruz :
unos 25 cm
- Peso :
unos 6,5 kg
- Capa :
azul o gris azulada y fuego, arena o bermeja
- Promedio de vida :
diez años


- Carácter :
vivo, resuelto e independiente
- Relación con los niños :
buena
- Relación con otros perros :
agresivo
- Aptitudes :
perro de caza y de compañía
- Alimentación del Australian Terrier :
200 g. diarios
- Costo mantenimiento :
reducido

Clasificación

- Clasificación general :
Razas de perros pequeños
- Clasificación según la AKC :
Grupo 4: Terriers
- Clasificación según la FCI :
Grupo 3: Terriers > Terriers de compañía


Aspecto

El Australian Terrier es pequeño pero matón. Con sus 25 cm de altura y sus 6 kg de peso, este gran cazador no dudará ni un instante en salir corriendo detrás de una ardilla, de un conejo o de un gato con intenciones no muy agradables. Cuando esto suceda, si el perro no está perfectamente adiestrado, por mucho que lo llamemos puede que desaparezca durante un buen rato.

El Terrier Australiano es un perro pequeño, robusto, largo y de patas bajas. Las orejas son pequeñas, erectas y puntiagudas y la cola suele ser amputada más bien corta. Tiene un pelo áspero, recto y denso, y un subpelo corto y suave. El color puede ser azul, azul acero o azul-gris oscuro con marcas de color fuego intenso en la cara, orejas, parte inferior del cuerpo y parte baja de las extremidades. Puede ser también de color arena clara o rojo.

Por su apariencia, por regla general, se le suele confundir por un Yorkshire Terrier de tamaño grande. No es de extrañar ya que esta raza procede del cruce de un Yorkshire Terrier y de distintas razas de terrier entre las que se encuentran el Cairn Terrier y el Dandie Dinmont Terrier. En cuanto a su aspecto diremos que es un perro alargado, robusto de extremidades cortas y fuertes, de pelaje áspero. Sus medidas están en 25 cm. hasta la cruz para los machos y en 22,5 - 23 en las hembras, el peso medio está establecido en unos 6,5 kg. en los machos, y 6 kg. en las hembras. En cuanto al manto, puede ser gris plateado, gris azulado, castaño claro, castaño rojizo, y gris en el cuerpo, y castaño claro en el cráneo y las patas. La cola suele ser amputada y llevada erguida.


Características

“De tal palo tal astilla” es un refrán que se puede aplicar perfectamente al caso del Australian Terrier; este pequeño perro desgreñado de patas cortas tiene la tenacidad, el valor inquebrantable, además del individualismo a ultranza y la pasión por la independencia de los rudos pioneros australianos con los que compartió la buena y la mala suerte y cuyos ranchos, graneros y minas protegió de los predadores y los roedores de todo tipo.

Como los demás terriers, bajo su aspecto amable se esconde una fogosidad y un ardor en el combate tan increíbles que un admirador escribió “tiene más valor en cada kilo que ningún otro animal del planeta”. Una opinión evidentemente exagerada pero que expresa muy bien las cualidades morales de este perro que, en su país natal, no vacila en plantar cara a las serpientes. Sin embargo, también sabe ser un acompañante divertido, fiel y razonable, a condición de que se le haya educado desde muy pequeño con ternura, pero también con una cierta firmeza.

A pesar de su pasado de aventurero, el aussie no se siente mal en absoluto en la ciudad con tal de que pueda hacer largos paseos pues a pesar de su pequeño tamaño (25 cm a la cruz), necesita hacer ejercicio.

Y a pesar de que haya perdido rusticidad al pasar del establo al salón, disfruta de buena salud y no requiere ningún cuidado en particular, lo que también ha contribuido al éxito que tiene fuera de su país natal.